#DEBATEIBERO: Todas las universidades en México deberían tener defensorías

Todas las instituciones de educación superior (IES) en México deberían contar con defensorías universitarias, pues éstas tienen dos labores fundamentales: prevenir y solucionar conflictos, consideró el doctor Alfredo Sánchez Castañeda, defensor de Derechos Universitarios de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En la conferencia “La importancia de las defensorías universitarias”, realizada en la Universidad Iberoamericana Ciudad de México a través de su Procuraduría de Derechos Universitarios, Sánchez explicó que de manera general las defensorías universitarias velan porque se respete la legalidad dentro de las IES, y protegen los derechos de estudiantes, profesores y personal administrativo.

“Las defensorías nacieron para que se respete la legalidad ante actos inadecuados de autoridades, profesores e incluso estudiantes”. Sin embargo, precisó: “Las defensorías se encargan de defender derechos universitarios; no se encargan per se de defender alumnos o profesores”. Por lo que “si alguien siente que le fue vulnerado un derecho, puede acudir a la defensoría, la que señalará si hubo o no vulneración de un derecho (universitario)”.

Al describir el funcionamiento de las defensorías, el doctor mencionó que en el caso de una posible violación a un derecho universitario puede presentarse una queja ante la defensoría, que pedirá información a la autoridad universitaria para saber si lo que está afirmando el quejoso es cierto o no. Y en función de la información que proporciona la autoridad y lo que se pregunta al quejoso la defensoría tiene la posibilidad de emitir una recomendación.

“El deber fundamental del defensor es ayudar a la resolución de conflictos”; o mejor aún, resolver cuasi conflictos, es decir, antes de que éstos se presenten.

Defensorías tutelan normatividad universitaria

El Mtro. Jaume Benaloy Marco, secretario general y coordinador de la Defensoría Universitaria de la Universidad Católica Los Ángeles de Chembote (Perú), también destacó la importancia de la existencia de las defensorías “porque siempre es conveniente que haya una institución que tutele el cumplimiento de la normatividad vigente dentro de una universidad, y por ende, que salvaguarde los derechos de todos los miembros de la comunidad universitaria”.

Para dar con la verdad en una queja ante la defensoría universitaria, ésta recabará  todos los datos posibles para poder confrontar qué ha sucedido y ver si realmente se está incumpliendo algún deber o responsabilidad. “La defensoría siempre va a proceder a investigar más allá de las evidencias que puedan aportar los usuarios”. De ser cierto el reclamo, se procederá a tomar medidas pertinentes.

Un punto importante que destacó Benaloy es que las defensorías no tienen capacidad de resolver ni de sancionar. “Simplemente recogen la información, la investigan y hace recomendaciones”; mismas que se emiten a las personas que incurren en faltas, para que dejen de actuar de cierta forma, aquella que violó la normatividad.

“También pueden hacer una recomendación a las autoridades si es que es una falta tipificada en el reglamento de disciplina universitaria, para que si lo considera procedente, se abra un proceso  sancionador”. Ese proceso sancionador igualmente se abre en el caso de que el quejoso haya presentado información que no es veraz.

El maestro agregó que en su proceder, las defensorías siempre tienen que actuar con confidencialidad  y prudencia. Su labor es un ejercicio de mediación que no busca judicializar los conflictos, al contrario, intenta resolverlos lo más pronto posible. “Se trata de resolver los conflictos que puedan darse dentro del ámbito universitario, precisamente para evitar tener que ir a organismos extrauniversitarios”, como puede ser acudir ante juzgados, pues “las universidades tienen que ser lugares de encuentro con la paz”.

Su imparcialidad da mayor credibilidad a las defensorías, que no están a favor ni en contra de los estudiantes, ni resto de miembros de la comunidad universitaria a quienes defiende. En tanto que la inmediatez es una característica importante de las defensorías, con el fin de dar resolución a los casos en poco tiempo.

Más allá de una nota negativa, “una queja ante la defensoría es un regalo”, que ciertamente incomoda por ser un problema para la universidad, pero también es una forma de identificar oportunidades de mejora en el funcionamiento de la IES, para que su servicio educativo sea de mayor calidad.

Pero “no se pueden exigir derechos si no se cumplen los deberes. Por eso la defensoría tiene que exigir que se cumpla la normatividad. Mis derechos terminan donde empiezan los de otros. No se puede sólo exigir sin exigirnos. No se pueden exigir nuestros derechos sin ser cumplidores de nuestros deberes. Exigir implica también exigirse. La defensoría tiene que ver las dos cosas, derechos y deberes”.

La defensoría universitaria en la IBERO

En la Universidad Iberoamericana Ciudad de México las funciones de la defensoría universitaria corren a cargo de laProcuraduría de Derechos Universitarios, que proporciona asesoría sobre la normatividad que emana del Estatuto Orgánico; además de investigar las quejas, formular recomendaciones y poder turnar los mismos al Tribunal Universitario.

La Dra. Patricia de los Ríos Lozano, procuradora de Derechos Universitarios, dijo que ninguna queja es anónima, ya que todas se firman. “Ser capaz de presentar una queja y firmarla es un acto de ciudadanía; así uno es responsable de sus acciones”. Por otra parte, las personas no están obligadas a cumplir con las recomendaciones de la Procuraduría.

En cuanto a números, De los Ríos enunció que de octubre de 2015 a octubre de 2016 en la Procuraduría de Derechos Universitarios se recibieron 33 quejas, 70% presentadas por alumnos, 15% por académicos y 9% por empleados. En el 67% de los casos se emitió una recomendación (no se llegó al 100% porque no todos eran de competencia de la Procuraduría). El 55% de las quejas fueron emitidas por mujeres (académicas y alumnas) y 45% por hombres. Asimismo, se tuvieron 71 consultas, es decir, un número mayor que el de las quejas.

A “La importancia de las defensorías universitarias” asistieron estudiantes y profesores, quienes escucharon a los representantes de la UNAM, la Universidad Católica Los Ángeles de Chembote y la IBERO, que forman parte de la Red de Defensorías Universitarias (REDDU), organización donde se comparten experiencias y problemas respecto a los derechos universitarios.

Texto y fotos: PEDRO RENDÓN/ICM

Notas relacionadas

Protocolo de actuación para la prevención y atención de discriminación y violencia de género en la Universidad Iberoamericana

 

Leer Más

IBERO participa en reunión de procuradores de derechos universitarios

  • La Doctora Patricia de los Ríos, Procuradora de los Derechos Universitarios de la IBERO Ciudad de México y Tijuana fue parte del encuentro  que tuvo lugar en Chihuahua

 

Como parte de las actividades de la Asamblea de la Red de Organismos Defensores de los Derechos Universitarios (REDDU), y bajo el lema “Repensando las defensorías”, la procuradora de la IBERO Ciudad de México y Tijuana, Dra. Patricia de los Ríos, participó en el primer conversatorio: Las defensorías universitarias frente al acoso escolar y sexual.

Dicha Asamblea se dio en el contexto del X Aniversario de la Creación de la Defensoría de los Derechos Universitarios de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, en Chihuahua.

Por parte del Sistema Universitario Jesuita, además de la Dra. Patricia de los Ríos participaron la procuradora de la IBERO Puebla, Lic. Erika Hernandez Acosta; la procuradora de la IBERO León, Dra. Susana Cuevas de la Garza, y el Dr. Juan Jorge Hermosillo Villalobos, procurador del ITESO de Guadalajara.

En la reunión que sirve de espacio para enriquecer las tareas de los defensores de los derechos universitarios, también se dieron cita procuradores y procuradoras de diversas universidades de la República como la Universidad Nacional Autónoma de México, la Veracruzana, Autónoma del Estado de México, Autónoma de Morelos, la de Guanajuato, la Autónoma de Zacatecas y la Autónoma de Querétaro.

Otros conversatorios desarrollados trataron sobre Convergencias entre derechos universitarios y derechos laborales y ¿Cómo crear una Defensoría de Derechos Universitarios?

nerc/ICM

20161028_094132

Leer Más

Libertad de expresión, derecho más importante para alumnos IBERO

  • Este derecho universitario fue el de mayor importancia para el 27.23% de estudiantes que respondieron un sondeo el día de bienvenida

La libertad de expresión fue considerado el derecho universitario más importante por los alumnos de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, que durante el pasado día de bienvenida (9 de agosto) respondieron a un sondeo realizado por la Procuraduría de Derechos Universitarios de la IBERO.

De los 191 estudiantes que esa jornada se detuvieron en el Tendedero de los derechos universitarios para responder por escrito a la pregunta: ¿Cuál es el derecho universitario que consideras más importante?, el 27.23% respondió la libertad de expresión; seguida del respeto, con un 25.13%; y de las cuestiones académicas particulares (calificaciones, derecho a que se resuelvan las dudas, asesoría, faltas, derecho a tomar otras materias, buenos horarios, etcétera), con un 16.23%.

El 10.47% eligió varios (cuestiones que van desde los lugares en el estacionamiento hasta que se pueda comer cuando se tenga hambre); 7.85% optó por derecho a la educación; 6.81% por el derecho a utilizar las instalaciones; en tanto que la minoría, el 6.28%, escribió que el derecho universitario más importante es la no discriminación y equidad.

Procuraduría de Derechos Universitarios IBERO

La Procuraduría de Derechos Universitarios es el órgano que respalda el cumplimiento de la normatividad institucional como medio para que los integrantes de la comunidad universitaria construyan un ambiente de armonía, respeto y desarrollo personal y profesional. Así mismo interviene cuando los derechos de un miembro de la IBERO no han sido respetados.

Para consultas: procuraduría.du@ibero.mx y http://derechosuniversitarios.ibero.mx

Pedro Rendón

Leer Más

Reunión de la Red de Defensores de Derechos Universitarios (REDDU)

Realizada los días 22 y 23 de  octubre en Ciudad Universitaria UNAM, en conmemoración del 30º aniversario de la Defensoría de la UNAM.

    • De IBERO Ciudad de México: Patricia de los Ríos.
    • De IBERO León: Antonio Cruz Pérez.
    • De IBERO Puebla: Erika Hernández Acosta.
    • Del ITESO: Juan Jorge Hermosillo Villalobos.

 

Leer Más

Un caso resuelto recientemente

En el periodo Otoño 2014, un alumno de posgrado inconforme con una calificación se presentó ante el Coordinador del Programa para la revisión de la nota. Agotó esta instancia sin éxito en sus pretensiones y tal como prevé el Reglamento de Estudios de Posgrado, interpuso un recurso de apelación en los términos que éste señalaba, esto es, mediante el nombramiento de tres profesores para llevar a cabo el trámite correspondiente.

El Caso fue atendido con toda diligencia por parte de las autoridades del Departamento, y del jurado de apelación habilitado por el Consejo Técnico, y con apego a la normatividad vigente. Sin embargo, el Consejo Técnico nombró como su representante ante el jurado al Coordinador del programa académico, lo que no tenía un impedimento formal de acuerdo con el artículo 47 del Reglamento de Estudios de Posgrado, pero no favorecía que se conformara cabalmente una instancia distinta en el proceso, en virtud de que es ante los coordinadores frente a quienes se presenta la inconformidad y quienes la resuelven inicialmente. La norma únicamente exceptuaba de fungir como miembro del jurado al profesor que había impartido la materia.

De esta manera, el alumno presentó a una queja alegando la violación a su derecho a que ese recurso de inconformidad se presentara ante una autoridad distinta a la que había revisado su caso originalmente.

Así, la Procuraduría recomendó al Comité Académico la modificación del artículo 47 del Reglamento de Estudios de Posgrado a efecto de que los consejos técnicos de los programas de posgrado se exceptúen de designar a las coordinadoras o coordinadores como representantes en el jurado de apelación, tal y como se ve ya impedido con respecto del profesor del curso o alguno de sus adjuntos.

Leer Más

La IBERO presenta su Procuraduría de Derechos Universitarios

    • Es una de las 20 defensorías universitarias que existen en México.
    • Tendrá funciones normativas, de defensoría y de promoción y educación en derechos a la comunidad.
    • El nuevo organismo es autónomo, y a él podrán acceder alumnos, académicos y personal administrativo de la Ibero.

La Universidad Iberoamericana hizo pública la creación de su Procuraduría de Derechos Universitarios, la cual tiene como fin asegurar y promover el respeto a los derechos humanos entre todos los miembros de la comunidad universitaria.

El nuevo organismo fue presentado en la “Mesa de reflexión sobre los retos de las defensorías de derechos universitarios”, en la que participaron representantes de las defensorías de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y la Ibero Puebla.

El maestro David Fernández Dávalos, Rector de la Ibero, recordó que la principal función de la recién creada Procuraduría será asegurar el cumplimiento de la legislación universitaria, y fungir como defensor en casos particulares en los que a algún alumno, docente o empleado de la universidad se le hayan vulnerado sus derechos.

El Rector mencionó el nuevo organismo “investigará cada caso de manera individual, propondrá soluciones y emitirá recomendaciones en caso de violación a los derechos de los miembros de la comunidad”, y contribuirá a construir una comunidad universitaria solidaria, eficiente y comunicativa.

Puntualizó que las instituciones pertenecientes al Sistema Universitario Jesuita (SUJ) son “los únicos entes que incorporan en su estructura de gobierno los ombudsman universitarios”.

A grandes rasgos, las funciones de la Procuraduría en la Ibero se dividen en cuatro categorías: normativas, de defensoría, de promoción y educación en derechos universitarios y académicas.

La Procuraduría atenderá las consultas que hagan los diferentes miembros de la comunidad universitaria, dará seguimiento a las inconformidades o quejas por violaciones a derechos humanos en el interior del campus, y podrá servir como mediador y emitir recomendaciones en casos de conflictos.

Pero el organismo no estará únicamente dedicado a la normativa y atención a conflictos, también generará y promoverá una cartilla de derechos universitarios, y realizará campañas periódicas para que los estudiantes puedan conocer sus derechos, e impulsará discusiones y mesas académicas sobre la importancia de los derechos humanos y el papel de la misma Procuraduría.

El doctor José Luis Caballero, actual procurador de derechos universitarios y académico del Departamento de Derecho de la Ibero, podrá acompañar, orientar y fungir como mediador en los casos de conflicto. También puede recibir quejas, denuncias y reclamaciones de los miembros de la comunidad universitaria, cuando consideren que alguno de sus derechos ha sido violado.

En el caso de algún problema o conflicto en el cual el procurador pudiera intervenir, es importante que los miembros de la comunidad sólo recurran a él después de estudiar a fondo sus obligaciones y derechos, y de haber intentado resolver el problema directamente con los implicados o las autoridades correspondientes.

El doctor José Luis Caballero recordó que esta Procuraduría está relacionada con la Reforma Constitucional de Derechos Humanos de 2011, la cual establece en el artículo 3º constitucional que la educación deberá fomentar “el respeto a los derechos humanos”.

De acuerdo con el doctor Caballero, la Procuraduría es de carácter autónomo, por lo que ninguna autoridad podrá tener injerencia en las recomendaciones que ésta emita.

Afirmó que la Procuraduría es una herramienta de empoderamiento y apropiación para los miembros de la comunidad, y se sitúa en un contexto muy importante ante lo que ocurre en el país.

La Procuraduría de Derechos Universitarios de la Ibero es hoy una de las 20 defensorías universitarias que existen en México.

Leer Más